loader image
Detección de oportunidades circulares en empresas industriales
30 de agosto de 2022
Detección de oportunidades circulares en empresas industriales
Imagen-destacada_3

El proyecto Impulsa Industria analizó la situación actual del subsector industrial panificados y su camino hacia la circularidad. Mediante el mapeo de toda la cadena de valor se detectaron oportunidades y acciones circulares, que se deben trabajar de manera interna en las empresas y en asociatividad con todas las partes interesadas para que su resultado sea exitoso.

El concepto de economía circular (EC) ha tomado cada vez más relevancia en las prácticas empresariales, tanto a nivel nacional como internacional, lo que presenta grandes desafíos y oportunidades de mejora en materia de sostenibilidad para la industria. Por ello, y con el fin de brindar apoyo en la transición de las empresas, Impulsa Industria, proyecto ejecutado por la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU) y apoyado por el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (INEFOP), se ha concentrado en ofrecer diversos servicios que acompañen a las empresas en su proceso de conocimiento, análisis e incorporación de prácticas circulares.

En este marco, el proyecto acerca la EC a las empresas productoras de alimentos y bebidas mediante la organización de talleres y capacitaciones dictados por expertos en la temática, el desarrollo de diversos servicios y un estudio diagnóstico para la detección de oportunidades circulares en em presas del sector.

 

Identificar oportunidades circulares

“Para abordar los retos a los que se enfrenta el sector agroalimentario es necesario impulsar modelos de economía circular en el sector. Las em[1]presas de la Industria agroalimentaria tienen la capacidad y el compromiso de conducir a toda su cadena de valor hacia una gestión más sostenible que se base en un modelo de producción circular, en el que prospere el desarrollo de estrategias encaminadas a la reutilización y aprovechamiento de subproductos y que busquen la eficiencia en la utilización de los recursos y el aprovechamiento de sinergias entre los distintos agentes de la cadena de valor”.

En agosto de 2021, Impulsa Industria realizó una investigación que derivó en la generación del informe “Detección de oportunidades circulares en empresas Industriales” con el apoyo técnico de dos expertos en la temática: Ing. Carlos Moreno y D.I. Nicolás Capricho.

En objetivo del mismo fue generar un diagnóstico circular de la cadena de valor de panificados mediante el cual se identificaron una serie de problemáticas a resolver a través de prácticas circulares. Además, el informe también buscó contribuir a la implementación de las mismas mediante la priorización y recomendación de acciones aplicables a la realidad estudiada.

 

Diagrama ilustrativo de las distintas etapas de ciclo de vida analizadas en el SIPOC

 

Metodología de trabajo

Durante varios meses de trabajo, se analizaron seis empresas; tres de tamaño grande y tres medianas, desarrollando una metodología de diagnóstico. Para ello, se utilizaron diversas herramientas metodológicas de recopilación y evaluación de las entradas y salidas del sistema de producto y los impactos ambientales potenciales a través de su ciclo de vida.

Este análisis permitió identificar y priorizar las acciones de mejora de sostenibilidad sobre las etapas de mayor impacto. A su vez, permitió establecer las bases para replicar la metodología a otros rubros o sectores de actividad industrial.

Además, en el informe se presenta la metodología aplicada y el diagrama SIPOC donde analizaron los puntos críticos sustentables de las empresas alimentarias, así como las oportunidades circulares que definieron en base a estos puntos críticos detectados y su priorización.

 

Economía circular en las empresas participantes

Las empresas del sector panificados encuestadas se encuentran en una fase inicial en la transición hacia una EC. Durante el estudio realizado se detectó un gran interés y compromiso en aterrizar acciones que favorezcan el flujo de la cadena de valor del sector industrial y en el trabajo colectivo. Sin embargo, el 50% no habían realizado acciones relacionadas con la economía circular y no tienen incorporado en su plan de capacitación anual o semestral los conceptos de EC, sostenibilidad, y ecología industrial, simbiosis industrial y ecodiseño.

En términos de conocimiento de normativas, algunas de las empresas cuentan con un referente en la temática o un asesor que forma parte de su estrategia de sostenibilidad o son socios de alguna institución que les informan sobre cambios en las normativas y legislación.

Las etapas del ciclo de vida del producto donde las empresas realizan acciones sostenibles son las referidas a la gestión de fin de vida (66%), optimización de los procesos de fabricación (50%) y en menor medida la innovación en nuevos conceptos del negocio, el envasado y embalaje, y las etapas de distribución y logística.

 

Barreras identificadas por las empresas

La implementación de proyectos de economía circular se ve diezmada por diversos motivos, entre los que se destacan:

  • Aplicación en la realidad productiva del Uruguay.
  • Desconocimiento de los beneficios de su aplicación.
  • Falta de incentivos normativos, que se manifiestan como un factor clave en orden de incentivar la realización de acciones sustentables. No obstante, la mayor parte de las empresas no está en conocimiento de las normativas en vigencia de la temática.
  • Capacidades técnicas de ejecución.

 

Oportunidades de mejora y acciones detectadas en las empresas para caminar hacia la circularidad

En el marco del estudio se identificaron diversos puntos de mejora en las diferentes etapas del ciclo de vida analizadas las cuales están orientadas a la incorporación de acciones de mejora en la circularidad.

 

Desarrollo de capacidades internas e información

El estudio identifica la necesidad de promover la implementación de mejoras técnicas orientadas a optimizar los procesos productivos y ahorro de recursos, capacitando internamente a los trabajadores. Además, plantea como necesario facilitar el conocimiento normativo, para todas aquellas industrias que no cuentan con un asesor y centralizar la información de la normativa en cuestión alimentaria, energética y de envases plásticos desde cámaras empresariales, instituciones y asociaciones del sector.

 

Repensar los modelos económicos y de consumo

En este punto, se identifican cuatro temas que estimularían a la industria panificadora en su transición hacia una EC.

La innovación y el desarrollo de nuevos modelos o unidades de negocios a través de la recuperación de desperdicios, plataformas compartidas de intercambio de bienes y recursos y el suministro circular de materias primas, agua y energía resultan fundamentales.

Por su parte, la asociatividad permite incorporar economía colaborativa a través del uso compartido de recursos, reventa de maquinaria y bienes a otras empresas del sector, así como el aprovechamiento de recursos subutilizados en la distribución y logística de productos, y el desarrollo de oportunidades de intercambio de mercadería con marcas blancas para apalancar esfuerzos.

Implementar tecnología 4.0 como internet de las cosas, automatización y sensores en maquinaria, procesos, productos y servicios para el control y optimización de los procesos, ahorro de energía y agua, seguimiento del producto, trazabilidad y disponibilidad de materias primas, implica la incorporación de tecnología, lo que acerca a las empresas a la EC.

Por último, la concientización permitiría implementar acciones en conjunto con la cadena de valor para reducir el desperdicio y pérdida de alimentos y fomentar acciones de comunicación hacia consumidores sobre el efecto ambiental y buenas prácticas para la correcta gestión final de los productos.

 

Diseño y fabricación de productos sostenibles

El diseño de los productos resulta un factor elemental para su correcta incorporación a un modelo de negocio circular. Se requiere establecer estrategias de ecodiseño para agregar, mantener y recuperar el valor de los productos, así como estimular el desarrollo de proveedores locales de envases sustentables, compuestos de materiales adecuados para su gestión final, envases biodegradables, etc. Además, se deben generar análisis ambientales mediante herramientas cualitativas y/o cuantitativas para la evaluación de los impactos negativos del producto en el ambiente para una adecuada toma de decisiones.

 

Optimización de recursos

El manejo eficiente de los recursos y la optimización de los procesos contribuye a minimizar los impactos ambientales derivados de las actividades empresariales. Esta oportunidad se encuentra facilitada de acuerdo con los avances en tecnología 4.0 aplicada a maquinaria y procesos.

Además, se deben promover los sistemas de transporte eficientes, utilización de energías renovables, aislamiento técnico, mejora de eficiencia del uso de agua, utilización de materiales reciclables y reutilizables, mejora de la rotación de productos en puntos de venta y gestión de fechas de vencimiento.

 

Extensión de vida y recuperación del valor

Establecer estrategias de extensión del ciclo de vida y recuperación del valor al final de esta contribuye a minimizar el impacto ambiental. El modelo de negocio apoyado en el diseño del producto y packaging permite, entre otras cosas, su incorporación eficiente al sistema de reciclaje nacional.

Además, se debe gestionar el fin de vida de los productos mediante la valorización energética de los residuos alimentarios orgánicos (compost o biomasa) y el aprovechamiento de subproductos orgánicos de otros productos. Complementariamente, resulta necesario desarrollar estrategias de comunicación dirigidas a los consumidores sobre cómo preservar los alimentos y extender su ciclo de vida.

En cuanto al packaging, promocionar la reutilización, el reciclaje y la recuperación de envases a lo largo de toda la cadena del producto para evitar los residuos del envasado es otro de los mecanismos a incorporar, así como eco diseñar envases y embalajes para facilitar la correcta incorporación al sistema de reciclaje nacional.

Acciones identificadas para el camino hacia una economía circular

En el informe se identificaron un total de 45 acciones circulares para las cinco oportunidades detectadas: desarrollo de capacidades internas e información, repensar los modelos económicos y de consumo, diseño, fabricación de productos sostenibles, optimización de recursos y extensión de vida y recuperación del valor.

Con el objetivo de determinar las acciones más relevantes para el sector, expertos y empresas participantes realizaron una priorización de las acciones circulares detectadas, destacándose las siguientes:

  • Promover la implantación de mejoras técnicas disponibles para optimizar procesos productivos y ahorro de recursos a través de la capacitación interna. Desarrollar planes de capacitación referidos a economía circular, sustentabilidad industrial, ciclo de vida y formar al personal interno de la industria en ecodiseño para el desarrollo de nuevos productos.
  • Incorporar información para la correcta gestión del envase al final del ciclo de vida por parte del consumidor, promover la reutilización y recuperación de envases a lo largo de toda la cadena de producto.
  • Desarrollar estrategias de comunicación dirigidas a los consumidores sobre cómo preservar los alimentos y extender su ciclo de vida.
  • Incorporar ecodiseño de envases y embalajes para facilitar la correcta incorporación al sistema de reciclaje nacional.
  • Implementar acciones en conjunto con la cadena de valor para reducir el desperdicio y pérdida de alimentos.
  • Implementar acciones de ahorro energético (energías renovables, aislamiento térmico, led, etc.) y valorización energética de los residuos alimentarios orgánicos (Compost o biomasa).
  • Establecer acuerdos con proveedores de cajones plásticos reutilizables y reciclables para el transporte.
  • Implementar tecnología 4.0 en la maquinaria para el control de los procesos, ahorro de energía, productividad y/o eficiencia.
  • Desarrollar un plan de acción en los puntos de venta para mejorar la rotación y reposición del producto, aplicando el FIFO y de esta manera evitar desperdicios y devoluciones.
  • Crear sistemas de recogida y aprovechamiento de alimentos antes de que caduquen o se desperdicien.

 

Este estudio fue un punto de partida importante debido a que permitirá replicar el análisis en otras industrias y estimular el interés de los participantes por incorporar acciones sostenibles, haciendo evidente la disposición a atravesar las barreras y trabajar de forma colaborativa para encontrar soluciones sectoriales. En este sentido, Impulsa Industria de CIU continuará trabajando con el objetivo de ofrecer diversos servicios que estimulen el camino de las empresas industriales hacia el desarrollo sostenible.

Acceda al informe completo aquí

 

#IndustriaSostenible
Compartir en:
11/18/2022
Hay múltiples ejemplos de industrias que en base a la innovación con proyectos sólidos y el apoyo de las herramientas...
11/18/2022
Con más de 10 años de experiencia estructurando programas de apoyo a nuevos negocios, la mentoría es una columna vertebral...
11/18/2022
Impulsa Industria es un proyecto ejecutado por la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU) y apoyado por el Instituto Nacional...
11/18/2022
La capacitación tiene un rol fundamental en el logro de tareas y proyectos. Implica el proceso mediante el cual los...

Quiero ser socio CIU

Por favor complete todos los datos solicitados a continuación.