PERSPECTIVA DE LA INVERSIÓN INDUSTRIAL 2004 y 2005

Departamento de Estudios Económicos – Cámara de Industrias del Uruguay[1]

 

El pasado mes de junio se encuestó a empresarios industriales sobre sus perspectivas de inversión, tanto en monto como en destino, en el corriente año y en el 2005. Además de estos puntos se buscó detectar cuáles son los principales obstáculos a los que se enfrentan las empresas a la hora de invertir y conocer el grado de conocimiento de las mismas respecto a los distintos instrumentos de incentivo a la inversión con que cuenta el Estado.

Se envió el formulario a un total de 270 empresas industriales, de las cuales 84 empresas respondieron las preguntas centrales de la investigación (monto de la inversión y destino de la misma), por lo que se tomaron únicamente estas 84 empresas para el análisis de la información.

 

Expectativas de inversión para 2004

Las perspectivas sobre la inversión del presente año son positivas, ya que como se puede apreciar en el siguiente cuadro, la mayoría de los empresarios encuestados prevé que la inversión del corriente año superará lo invertido en el año 2003 (45,6%). Por otro lado, 36,7% de los empresarios consideró que no variará el monto a invertir en el corriente año y finalmente 17,7% de los encuestados considera que la inversión del año 2004 será inferior a lo invertido en 2003.


Existe una correlación positiva entre los tres grupos de expectativas de inversión (menor, mayor o igual) y el monto a invertir proyectado para el corriente año. En ese sentido, se destaca que el 75% de la inversión total de 2004 corresponde a empresas cuya perspectiva son positivas. El 16% de la inversión total proyectada corresponde a empresas que no prevén cambios en el monto a invertir en 2004, mientras que el 9% restante corresponde a empresas que prevén invertir montos inferiores a los del año anterior.

A estos empresarios, además de preguntarle sus expectativas sobre la inversión, se les consultó sobre cuáles son sus perspectivas en cuanto a la evolución de la economía, los mercados y la situación de su empresa. A partir de estos datos se cruzó la información de forma de apreciar si existía una tendencia similar entre las expectativas más generales y las perspectivas de inversión. En particular se quería analizar si aquellos empresarios que tienen una visión relativamente optimista sobre cuál será la evolución de las variables económicas son también los más proclives a aumentar la inversión.

 

 

 

 

 

 

Se agruparon las empresas según cuáles eran sus perspectivas de inversión (menor, igual o mayor) y se analizaron las perspectivas sobre la evolución de los mercado y el conjunto de la economía de cada uno de estos grupos. Las opciones para clasificar las expectativas sobre las variables económicas fueron: peor (1), igual (2), o mejor (3).

En el cuadro anterior, se presenta la moda, o sea, el valor que registró la mayor frecuencia en el caso de cada variable. Del análisis, surge que sin importar cuál sea la perspectiva de inversión de las empresas, en todo los grupos las expectativas económicas (mercados y economía) son positivas o al menos estables. Esto levanta el supuesto de que aquellas empresas que prevén niveles de inversión mayores para el presente año, son al mismo tiempo más optimistas respecto a la evolución de la economía y mercados, en contraposición a aquellas empresas que prevén invertir menos el próximo año.

 

Perspectivas de inversión según tamaño de empresas

Se analizaron las perspectivas de inversión en función del tamaño de las ventas de las distintas empresas, tomándose como referencia las ventas acumuladas en los primeros seis meses de 2004 y se agruparon según su porcentaje de participación en las ventas industriales totales de la muestra de la Encuesta Mensual Industrial[2]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al analizar la perspectiva de inversión de las empresas en función de su tamaño, se puede ver que las empresas de mayor tamaño (de 4 a 6)  prevén invertir lo mismo o más que en el año 2003. En el caso de las empresas de menor tamaño (0-3), se encuentran los únicos casos de empresas que prevén invertir menos en 2004 que en el año anterior, porcentaje que alcanza únicamente al 17% de los casos.

 

Monto y rubros a invertir 2004

El monto total a invertir por estas 84 empresas supera los US$ 47,5 millones y el máximo registro a invertir es de US$ 7 millones. A partir de estos datos CINVE proyectó las inversiones totales del sector industrial para el cierre del presente año en US$ 308 millones, lo cual representa un crecimiento de 13% con respecto a lo invertido en el año 2001.

 

 

 

 

 

 

 

El cuadro anterior muestra la alta dispersión de los valores de la inversión proyectada por las distintas empresas. Si se compara el valor promedio con el valor de la mediana se puede ver que existe un importante número de casos extremos que lleva a que la media se diferencie de la mediana en más de US$ 400 mil. Al mismo tiempo, se destaca que el rango (la diferencia entre el valor mínimo y máximo) es cercano a los US$ 7 millones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el histograma anterior se aprecia claramente que casi el 60% de los empresarios que van a invertir en el corriente año lo harán en montos inferiores a los US$ 250 mil.

Al analizar los niveles de inversión para el año 2004 en función del segmento de venta al que pertenecen las empresas, se destacan los siguientes resultados:

 

 

El aspecto más sobresaliente del cuadro anterior es el crecimiento de la dispersión de los datos a medida que aumenta el segmento de ventas de las empresas. Por otro lado, es claro que el promedio de las inversiones crece a medida que aumenta el tamaño de la empresa, con una única excepción. En efecto, en el caso de las empresas del segmento 3, dentro de las cuales una única empresa estima invertir en el presente año US$ 7 millones, lo que eleva el promedio de las inversiones para ese segmento a más de US$ 4 millones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El gráfico anterior permite apreciar claramente cómo se incrementa la dispersión a medida que aumenta el tamaño de las empresas. También se puede ver que el mayor número de casos extremos se encuentra en las empresas de menor tamaño.

Finalmente, es importante señalar que 27% de la inversión proyectada por las empresas encuestadas para 2004 corresponde a empresas del menor segmento de ventas analizado (aquellas que representan menos de 1% de las ventas totales del primer semestre).

 

Rubros de inversión 2004

En el siguiente cuadro se presentan los rubros en los cuales habrán de invertir los empresarios a lo largo del año 2004. Como se puede destacar en el mismo, el 74% de las empresas encuestadas prevé invertir en maquinaria y equipo, y el monto total a invertir en ese rubro representa el 55% de la inversión total. 

 

 

Por otro lado, 55 empresas prevé invertir en equipos informáticos (lo cual además del hardware incluye el software), pero los montos manejados son relativamente reducidos si se comparan con otros rubros. En promedio, la inversión de cada empresa asciende a US$ 41,5 mil. También se destaca el hecho de que el máximo monto a invertir en este rubro es de US$ 370 mil y el mínimo de US$ 700.

En lo que refiere a mejoras edilicias (incluyendo tanto reformas, construcción como adquisición de inmuebles), el 42% de las empresas encuestadas prevén realizar inversiones en este rubro.

Finalmente, en el caso de la inversión en intangibles (incluye publicidad y marketing), 50 empresas prevén invertir en estos rubros, siendo el monto total a invertir de más de US$ 5 millones.

 

Rubros a invertir y expectativas de inversión

Los rubros de inversión del año 2004 se pueden analizar clasificando las empresas, según cuáles son sus perspectivas de inversión en el año. En el caso de aquellas empresas que respondieron que la inversión a realizar en el presente año es inferior o igual a lo invertido en 2003, los dos principales rubros de inversión son: Equipamiento Informático (79% y 69% respectivamente) y Maquinaria y equipos (71% y 62%). En el caso del grupo de empresa que prevén un incremento de la inversión en el año 2004, el 83% de las mismas prevé invertir en Maquinaria y Equipos mientras que el 58% invertirá en Equipamiento Informático.

 

 

 

 

También se analizaron los rubros a invertir segmentándolos según la participación de las ventas de cada empresa en el total de ventas industriales, sin verse diferencias significativas en cuanto a los rubros más importante a invertir. De todas formas, existen algunos detalles que resultan interesantes de destacar.

En cinco de los seis segmentos de ventas, la inversión en maquinaria y equipos es uno de los principales rubros a invertir, tanto por monto de la inversión como por la cantidad de empresas. En el caso del equipamiento informático también es uno de los principales rubros en cuanto al número de empresas, pero no en lo que respecta a los montos. En general, en los distintos segmentos de ventas la inversión en equipamiento informático representa menos del 6% de la inversión total a realizar, a pesar de que el 56% de las empresas relevadas prevén invertir en este rubro.

En general la inversión en publicidad y marketing de los distintos segmentos es poco relevante, aunque existe un caso partircular que corresponde al segmento de empresas que representan entre 2 y 3% de las ventas totales del sector industrial. La inversión en marketing y publicidad de las empresas que pertenecen a este segmento representa el 16,3% de la inversión que realizarán y se posiciona como el segundo rubro en importancia. Es importante señalar que esta participación se explica fundamentalmente por la alta inversión a realizar por parte de una empresa del sector de Alimentos, bebidas y tabaco.  

 

Monto y rubros a invertir en 2005

El 70% de las empresas que respondieron esta encuesta ya tenían previsto invertir en el año 2005 y el total estimado asciende a US$ 31,8 millones.

Si se comparan las proyecciones de inversión de 2004 y 2005, se aprecia que la decisión de inversión el año próximo se relaciona con el tamaño de la empresa. Por ejemplo, de las 54 empresas que integran el menor segmento de ventas (grupo 0) y que prevén invertir en 2004, 19 de ellas no estiman hacerlo en 2005 o no tiene información al respecto. A su vez, a medida que aumenta el porte de la empresa, el número de respuestas en los dos años se estabiliza.

También resulta interesante destacar que los montos a invertir por parte de todos los segmentos analizados son inferiores en 2005 a los del año 2004. Sin embargo, a partir de esta conclusión no se puede inferir que la inversión del año próximo sea efectivamente inferior. En efecto, muchas empresas en el mes de junio podrían aún no haber definido el monto a invertir el próximo año.

Si se analizan los rubros en los cuales se invertirá en el año 2005, se puede ver que el número de empresas que prevé invertir en maquinaria y equipos, continúa siendo elevado y representa el 72% del total de empresas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En general no se registran cambios significativos en los rubros a invertir por parte de las empresas encuestadas, aunque cabe señalar el caso de Publicidad y marketing rubro en el cual 22 empresas piensan invertir un total de US$ 1,8 millones.

 

Obstáculos a la inversión

En la encuesta se les solicitó a los empresarios que identificaran cuáles eran los principales obstáculos que enfrentaban a la hora de invertir. En ese sentido, se les brindó un total de ocho opciones que involucraban aspectos vinculados con la propia empresa, la demanda, el contexto macroeconómico y otros. A los empresarios se les pedía que tomando en cuenta estas ocho opciones, eligieran 3 de ellas y las ordenaran por grado de importancia.

Antes de analizar los resultados por orden de importancia cabe realizar una mención sobre cuáles fueran las opciones mas mencionadas por las 84 empresas relevadas.

 

 

 

 

Como se puede apreciar en el cuadro anterior, 42% de las empresas relevadas (35 empresas) consideraron que la situación deprimida del mercado interno es uno de los obstáculos más presentes a la hora de decidir invertir. En segundo y tercer lugar se encuentran, la ausencia de financiamiento acorde a las necesidades de los proyectos de inversión y la incertidumbre de las políticas económicas del actual y próximo gobierno.

Cabe considerar que, una de las opciones presentadas a las empresas fue la no existencia de problemas a la hora de invertir y un 14% de las empresas tomaron esta opción como valedera.

Analizando las opciones según el orden de importancia de cada una, se destaca el hecho de que existe una similar evaluación entre la situación financiera de la empresa y el mercado interno deprimido, ya que un 17,6% de las respuestas (15 empresas) considera a cada una de ellas como la más importante. Al mismo tiempo, la contracción del mercado interno, es la opción más mencionada en segundo lugar. Otra opción muy mencionada como el segundo obstáculo a la inversión es el elevado costo del crédito.

A su vez, el elevado costo del crédito es también considerado como el tercer obstáculo en importancia al que se enfrentan las empresas. También importan como tercer obstáculo a la inversión, las restricciones en la demanda externa. 

 

Si se analizan los obstáculos a la inversión en función de cuál es el tamaño de la empresa, se aprecia que la preocupación por la existencia de un mercado interno reducido se concentra básicamente en las empresas de menor tamaño (aquellas que representan menos del 1% de las ventas totales). En el resto de los segmentos de ventas, a pesar de que en muchos de ellos es considerado como un problema, las respuestas están más dispersas entre todas las opciones. 

 

Instrumentos de promoción

La última pregunta que se le realizó a los empresarios aspiraba a saber el grado de información de los encuestados sobre los distintos instrumentos de promoción Estatal que existen actualmente.

El mecanismo de promoción a la inversión más conocido por los empresarios es de Declaratoria de Interés Nacional, ya que 91,4% de los encuestados dice conocerlo. También cuenta con una amplia difusión el mecanismo de exoneración automática sobre el cual 66,7% de los empresarios tiene conocimiento. En el otro extremo, el régimen de iniciativa privada es el menos conocido (33,3%) lo cual se explica básicamente por dos elementos, por un lado es el más reciente (fue instaurado en el año 2002) y por otro no está directamente vinculado con el sector industrial, sino que puede ser mejor utilizado por otros sectores como el comercio o servicios.



[1] Documento redactado por la Ec. María Noel Laborde

[2] Los segmentos de ventas que se definieron son: 0 corresponde a ventas inferiores a 1%; mientras que el segmento 6 corresponde a empresas con participación superior al 6%.