Ley de Inversiones: una nueva reglamentación

 

 

En el día de hoy la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU) organizó el Webinar “Ley de Inversiones: una nueva reglamentación”, donde especialistas de la Unidad de Apoyo al Sector Privado del Ministerio de Economía y Finanzas presentaron el nuevo Decreto N°268/020 que estimula la inversión, la generación de empleo y flexibiliza el acceso a beneficios fiscales por parte del sector empresarial.

  

 

El 7 de octubre de 2020 la Comisión de Aplicación de la Ley de Inversiones (COMAP) publicó los criterios básicos generales de funcionamiento que reglamentan el nuevo Decreto N°268/020 referido a la reglamentación del régimen general de promoción de inversiones, publicado recientemente por el Poder Ejecutivo.

 

Dada la importancia de este Decreto en el fomento de la inversión industrial, y con el fin de difundir sus beneficios a las empresas del sector,  la Dirección de Estudios Económicos de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU) organizó el Webinar “Ley de Inversiones: una nueva reglamentación” que tuvo lugar el jueves 22 de octubre a las 9:00 hs por la plataforma Zoom y contó con la participación de más de 80 personas representantes de empresas industriales y de empresas consultoras especializadas en temas económicos.

 

En el evento, economistas de la Unidad de Apoyo al Sector Privado (UNASEP) del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) expusieron sobre las modificaciones del régimen, que presenta nuevas condiciones para estimular la inversión y la generación de empleo.

 

Nueva reglamentación

 

En el contexto de emergencia sanitaria que atraviesa el mundo, la economía uruguaya sufre el impacto del descenso de la actividad económica a nivel mundial producto de la crisis por COVID-19. La coyuntura actual presenta dificultades para conservar el nivel de actividad previamente existente. Por lo que, con el fin de incentivar el clima de negocios, el Poder Ejecutivo decidió ofrecer beneficios tributarios a quienes inviertan y generen puestos de trabajo.

 

De acuerdo a lo informado por los técnicos de UNASEP durante el evento, los beneficios tributarios a proyectos de inversión se otorgan en función del cumplimiento de “metas en materia de generación de empleo productivo, mejora del proceso de descentralización, aumento de las exportaciones, utilización de tecnologías limpias, inversiones en investigación, desarrollo e innovación y contribución a actividades sectoriales de la economía. Con esto se busca estimular el crecimiento de la inversión, incrementar el impacto en términos de objetivos de desarrollo y generar un efecto positivo significativo sobre el valor agregado de la economía”.

 

El nuevo Decreto dispone una adecuación de las exigencias respecto a las externalidades comprometidas por las empresas, lo que se hará por una nueva definición de conceptos de indicadores de descentralización, aumento de exportaciones y fomento a la innovación.

Para otorgar los beneficios, la COMAP evaluará los siguientes objetivos e indicadores: generación de empleo, descentralización, aumento de exportaciones, tecnologías limpias, Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i) e Indicador Sectorial.

 

El impacto en la Industria

 

La apertura estuvo a cargo del Presidente de la Comisión de Asuntos Económicos y Fomento de la Inversión de CIU, Cr. Guzmán Barreiro, quien planteó la relevancia de la promoción de proyectos como una herramienta valiosa que impulsa el crecimiento del país. 

 

El Cr. Barreiro comentó que “la promoción de proyectos existe desde los años 70’ y ha probado ser una herramienta muy valiosa para el impulso y el crecimiento” y agregó que, en esta coyuntura que es tan delicada, la promoción de proyectos es esencial para poder derrotar a la recesión.

 

 

Respecto a la labor que realiza la Cámara de Industrias y los valores que ofrece la CIU a la comunidad económica, Barreiro comentó que “las empresas y empresarios encuentran en la Cámara una oferta de servicios de alto compromiso (…) El empresario encuentra en la Dirección de Estudios Económicos un aliado valioso para formular y ejecutar proyectos de inversión, diagnósticos sectoriales y empresariales”. Mencionó también los servicios que ofrecen otras áreas como la de apoyo al emprendedurismo, que aborda programas de mentorías, y aceleración de nuevas empresas y el asesoramiento para la innovación e incorporación de tecnologías. Respecto al Departamento de Comercio Exterior de CIU destacó su apoyo al comercio internacional, emisión de certificados de origen y la certificación de carácter nacional de los bienes locales en compras públicas y proyectos de energías renovables. Señaló también la labor que realiza en materia de gestión ambiental, representatividad ante autoridades gobierno y agentes en materia laboral.

  

La Ec. Cecilia Ucar y el Cr. Elías García, especialistas de la Unidad de Apoyo al Sector Privado del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), brindaron una primera aproximación a lo que es la nueva reglamentación del Régimen de Promoción de Inversiones, Decreto Nº 268/020.

 

La Ec. Ucar destacó que uno de los principales objetivos de este cambio en la reglamentación, es “intentar palear los impactos que sufre la economía de nuestro país, como producto de la crisis sanitaria, básicamente por el descenso de la actividad económica mundial. También se busca incrementar el impacto de los objetivos de desarrollo y generar efectos positivos en el valor agregado de la economía, mediante un cambio en la metodología de evaluación de los proyectos (…) se busca adecuar las exigencias respecto a las externalidades comprometidas por las empresas”.

 

 

Ucar explicó qué empresas se pueden presentar y qué los beneficios fiscales pueden obtener los proyectos de inversión promovidos por la COMAP.

 

A continuación, el Cr. García expuso acerca de los requisitos a cumplir para acceder a los beneficios, la matriz que resume los puntajes asignados por indicador y los cambios en el nuevo decreto frente al régimen anterior.

 

 

 Luego de la presentación de los técnicos de UNASEP, el Cr. Mag. Sebastián Pérez, Asesor Económico de CIU, hizo hincapié en los aspectos que consideró más importantes de la nueva norma, y destacó el interés demostrado desde el gobierno de atender las sugerencias de la CIU durante la redacción del decreto.

 

En ese sentido, valoró que se redujera de 5 años a 3 el compromiso de los proyectos promovidos para cumplir con los indicadores debido a que “baja mucho la tasa de riesgo” en un momento de tanta incertidumbre, al igual que la eliminación de los topes para la exoneración del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE). Otro aspecto destacado fue la reducción de las exigencias en el indicador de empleo a puestos de 30 horas semanales, debido a que permitirá a las empresas crear trabajos de 6 horas diarias. “Nuestro principal problema hoy es el empleo, es donde todos los actores sociales estamos poniendo las baterías”, añadió. También se ponderó el hecho de incorporar a proyectos que se instalan en zonas más deprimidas en Montevideo y la zona metropolitana con igual ponderación que aquellos que lo hacen en el interior, y la incorporación de la industria del tabaco –que había sido excluida- dentro de los sectores que pueden aplicar a los beneficios.

 

No obstante, marcó como debes para futuras modificaciones algunos aspectos que no fueron considerados. Uno de ellos fue el cómputo en dólares de los valores de exportación comprometidos en los proyectos promovidos. “Las empresas no pueden tener control sobre los precios, un escenario de bajos precios puede hacer a las empresas incumplir con el indicador”, argumentó.

 

Pérez realizó asimismo una defensa del régimen de promoción de inversiones con exoneraciones impositivas por encima de otros, como puede ser el de zonas francas.

“No debemos temer a dar beneficios elevados a los que invierten y pagan impuestos, sin beneficios excepcionales. Hay que apoyar regímenes promocionales que no pasen solo por las zonas francas. Cuando se acaban los beneficios las empresas siguen pagando impuestos. Creemos en este mecanismo. Si los beneficios son elevados, en esta coyuntura es necesario hacerlo”, señaló.

 

  

Para cerrar la jornada, el Presidente de la CIU, Sr. Gabriel Murara, dijo que la modificación de la ley es “muy importante porque ayuda a tomar decisiones” de inversión, en un momento de elevada incertidumbre y cuando se necesita la creación de empleo que sustente la reactivación económica pos pandemia. “Está premiando la inversión, los cambios que está proponiendo son muy positivos”, agregó.

 

 

Murara destacó que existe “una política de Estado” en la promoción de inversiones, con una ley que se implementó en 1998, se modificó en 2007 y se vuelve a actualizar ahora.

 

“Como organizaciones todos los partidos han llevado adelante este tipo de medidas de promover las inversiones, que son beneficiosas en un momento dificilísimos como el de la pandemia, con caída de empleo y con 90 mil personas en seguro de paro”, argumentó Murara.

 

 

Ver presentación aquí                            Ver video del Webinar aquí